RESEÑA HISTORICA


Para hablar de la historia de lo que hoy es cantón Las Lajas, empezaremos desde el año 1910, cuando todo el territorio de lo que hoy es Las Lajas, pertenecía a la hacienda Zarumilla, ya que el rio del mismo nombre era su lindero, en posesión de los ecuatorianos cambia de nombre por hacienda Chacras. “JESUITAS EXPULSADOS Y HERENCIA DE LAS TIERRAS. En 1767 el rey Carlos III expulsa a los jesuitas de sus territorios, obligándolos a dejas extensas y costosas propiedades. Dos de esas eran los predios Zarumilla y Salinas, ubicados al extremo sur de la Presidencia Quiteña. Habían obtenido la propiedad gracias a las generosas donaciones recibidas del Maestro Juan Bruno de Echebarria en pago a favores y gracias concedidas a su persona. Veinte años más tarde, 1787, el capitán Miguel Agustín de Olmedo, padre del poeta guayaquileño José Joaquín de Olmedo, remata la propiedad en 2.676 pesos con cinco reales y medio, ante las autoridades de Quito. El acaudalado terrateniente la conserva hasta 1858, cuando según la versión de Néstor Moncada, pasa en nueva donación a la Diócesis de Guayaquil, esta la mantiene en su poder quince años más y luego la vende en cinco mil pesos al Gobierno Peruano. A su turno vuelve a rematarla en subasta pública, que finalmente cede a favor de los Noblecillas, poderosos oligarcas peruanos. El territorio no pudo entrar en dominio absoluto del Perú porque llegaron las familias guayaquileñas de Manuel Canchón y Manuel Quimí, para tomar parte de su explotación, produciendo carbón y cal”. Provincia de El Oro, Raices, Perfiles e Identidades. Rodrigo Murillo C.

Por los años de 1946, la parroquia Chacras del Cantón Santa Rosa “se compone de los siguientes sitios: Hualtaco, Huaquillas, Balsalito, Guabillo, Carcabón, Quebrada Seca, Quebrada Chiquita, Palmales, EL Bunque, Las Lajas, Cañas, El Toro y Bijahual……… “Se extiende desde Hualtaco al Norte hasta el Rio Puyango al Sur y al este limita con la Parroquia Arenillas y al Oeste con el Rio Zarumilla”….. (Monografia descriptiva de la provincia de El oro Tomo I . Prof. Virgilio Mendoza) , Según constan en los mapas demostrativos de las fuerzas armadas ecuatorianas y peruanas. Los caminos de herradura que vienen desde la parroquia Arenillas, Caserío Palmales, Caserío El Guarumo, constan como caserío notable de lo que es en la actualidad cantón Las Lajas, El caserío El Toro, a orillas de la quebrada Las Lajas aparece como caserío Lajas, siguiendo el curso de la quebrada hasta donde nace están los caseríos de El Tambo , El Bunque y Cerro del Oso.
Siguiendo el transcurso de las aguas quebrada abajo tenemos el caserío de Cañas, con su riachuelo del mismo nombre, trepando la cordillera hasta llegar al Rio Puyango donde ya existía el Puente peatonal llamado Tamayo, pasando el puente ya es provincia de Loja.

Los primeros colonizadores vinieron de la provincia de Loja y se ubicaron en el Sitio El Toro, este lugar también se lo conocía como Tambo, lugar que serbia de descanso a los viajeros y sus piaras de animales con carga que venían de la provincia de Loja a quienes se les hacía más cerca llegar a la parroquia Chacras para luego llegar al puerto de Hualtaco y por vía fluvial llegar al Puerto de Guayaquil. los señores Salomón Elizalde, Eucebio Duarte, David Herrera Cuenca, Benigno Calderón. Por encontrarse situado a la vera del camino de herradura que une a Chacras con Palmales, quienes afectados por el aislamiento que padecían, buscan una ruta que permita la movilización de las cosechas y provisiones de pueblos como Zapotillo, Mercadillo, Catacocha, Alamor y los sitios aledaños.

Los tiempos y los hombres tan diferentes hacen aproximadamente unos 100 años, debían dominar un mundo pequeño lleno de vegetación y animales salvajes, con machete en mano, lampa y mucha resignación. Ellos caminaban por los cerros, atravesaban la cordillera superaban los pantanos a pie o montados en acémilas, soportando los rigores del sol y la lluvia pero sin detener el paso. Iban en busca de tierras, prometidas o no, pero listos a conquistarlas. Cada hombre iniciaba temprano su aventura particular acompañado de su mujer y tiernos hijos. Salían desde Alamor las piaras de mulas, cargando escasas pertenencias por un estrecho sendero fangoso, envuelto en el silencio absoluto, solo interrumpido por rugidos de fieras. Camas de leones y nidos de serpientes venenosas hacían posta en las veredas del camino. La noche de travesía se abrigaba en el sitio El Toro, un tambo de propiedad de don Eucebio Duarte, papa de don Antonio Duarte.

Sus tupidas selvas cubiertas de madera fina y de alta calidad para toda clase de cultivos, fue el motivo de que los que la conocían se enamoren de estas tierras, y que con la reforma agraria quedaron baldías y quien quería trabajarlas podía hacerlo, así comenzaron a venir don Salomón Vivanco, Valtazar Saldivizca y sus familias quienes se ubicaron a las riveras izquierda y derecha de la quebrada Las Lajas, después de la invasión peruana comenzaron a venir los Señores Javier Zapata y familia, Don Pedro Sarango y familia, Adolfo Nieves y familia, Prof. Carlos Tapia y familia, Don Roberto Garcia y familia, Don Leonzo Valarezo y familia, Malmore Bustamante y familia, Don Carlos Montalvan y familia, Conseguido el destino, enseguida las noticias de esa tierra amplia abrieron las puertas a una oleada migratoria, que de pronto se instalaron en la orilla de la quebrada Las Lajas, las familias nativas vieron amanecer días cada vez mas renovados con casas que aparecían aquí y allá, con una calle en lugar de maleza, eso si las noches comenzaban pronto por falta de luz y exceso de cansancio. Porque a la madrugada seguía la conquista del suelo, haciendo desmontes, poniendo cercas y sobre todo recolectando frutos silvestres y animales pequeños para comer, sin conservar atunes como hoy, a lo sumo hacían alcanzar tiras de cecina (carne seca al sol) y unos cuantos granos secos.

La maravillosa quebrada era caudalosa y contribuía a la dieta de proteínas con abundante pesca, muy espinoza por cierto. Un descubrimiento feliz les procuró los primeros centavos hasta cuando las chacras dieran sus primeras cosechas. Encontraron gran cantidad de palma real silvestre, cuyo fruto se vendió en Palmales o Arenillas con destino a la industria de aceites en Manta. Con los sucres que pagaba el comerciante Guillermo Salvatierra en Palmales, podían llevar arroz y manteca al regreso.

Fue otra especie de mana por eso le guardan gratitud, que se ha hecho eterna como símbolo en el escudo del cantón. Doscientas personas habitando el lugar con una escuela fiscal. Según comentarios de los pocos habitantes nacidos desde los años de 1928 su registro de nacimiento constan nacidos en la Parroquia Chacras del cantón Santa Rosa, afirman que todo tramite tenían que realizarlo en la parroquia Chacras, ya sea nacimientos , matrimonios, para hacer un levantamiento de un cadáver tenían que viajar a la parroquia Chacras para solicitar que el Jefe Político se traslade hasta estas tierras inhóspitas en lomo de mula ya que todo era selva y gran parte de las planicies eran fangosas.

Testifican que este sector Se lo conoció como El Botadero, hubo convocatoria para asamblea general dirigida por el profesor Carlos Tapia Ordoñez, quien hizo la primera propuesta, habiendo sido recuperada la comarca luego de su ocupación por fuerzas peruanas consideraba conveniente ponerle al pueblo el nombre de Reivindicación, no satisfizo a la mayoría que se pronuncio a favor de La Victoria que sonaba más tradicional según las referencias, de inmediato pusieron un gran letrero a la entrada del pueblo con la leyenda BIENVENIDOS A LA VICTORIA DE EL ORO. La celebración inaugural del nombre fue preparada por los miembros de la comunidad y desarrollada en la plaza, uno de los principales números constituyó el partido de futbol, disputado a muerte por los jugadores descalzos. el mismo que persiste hasta la actualidad como Cabecera Cantonal de Las Lajas, los habitantes de este vasto sector, no solo se preocuparon de su desarrollo económico y social, sino también intelectual, estando en primer lugar su interés por la educación, y dentro de este campo, la presencia del profesor Carlos Tapia La riqueza de este sector sigue siendo la producción de maíz, palma real, café, madera, y ganado vacuno, pero el transporte de los habitantes hasta los sectores poblados como Arenillas causa muchas dificultades, lo cual encarece los costos de producción.

Las epidemias típicas como el paludismo se empeñaba en atacar mataba gente sin piedad, todas expuestas a la fiebre sin ninguna posibilidad de sanación, ya en ese entonces don Luis Fernández había llegado a la comarca a cabo de dos días de recorrido, con su familia recién formada, la esposa y un solo hijo. Había recibido una invitación de don Leoncio Valarezo quien les brindó alojamiento temporal en su casa. Un pequeño punto cercano identificado como Platanillos, su tierno hijo enfermo de paludismo, impotente buscaba la forma de curarlo, de hacer remedios con lo que estaba a su alcance, y le toco hacerse médico a la fuerza. Improviso un viaje relámpago a Alamor para recibir recomendaciones de su padre entendido en la materia. Volvió con la receta que consistía en una bebida hecha a base de cholagogue indio disuelta en agua de tiempo (con llantén, culantrillo y borraja), la aplicación a la vena de una ampolla de calcio mezclada con Bibromidrato de quinina, y terminaba el tratamiento con amargas pastillas de Atebrina o paludine que a los dos días se paraban los enfermos, pero para su hijo llego demasiado tarde ya que la muerte se lo arrebató.

MEDICINA TRADICIONAL.- En la Parroquia existen algunas curanderos entre los que señalan a don Zoilo Vidal a quien lo apodaban “Coleguita”, don Adolfo Nieves, Don Luis Pitizaca apodado don “Quichimbo”, Luis Fernández y Santos Rodríguez, quienes eran necesarios cuando existía un enfermo a la hora de un parto, para salvar la vida de la madre y al niño. En ese entonces casi el 90 % se atendían con los empíricos, haciendo uso de este tipo de medicina, para combatir las enfermedades utilizan las hierbas existentes en la Parroquia así como inyecciones y pastillas.

Cuando el sosiego fue posible en las noches ya no se iban directo a la cama y se reunían y preparaban veladas al son de guitarras alumbrándose con humeantes candiles, de esta manera se distraían y llamaban la atención de alejados vecinos, para que se integren. El 29 de junio de 1953, Don Ángel Ariadel se hallaba rindiendo homenaje a una pequeña escultura de San Pedro, justo en la fecha de celebración de Celica, don Luis Fernández respaldado de la comunidad, le pidió entonces la donación de esa imagen, hecha la entrega se levantó la capilla en su honor con cuatro postes y un techo de palma, y se comenzaron a programar las fiestas del recién llegado santo patrono, de un caserío que seguía creciendo las que hasta la actualidad se las viene celebrando en la ciudad de La Victoria.

Sin embargo el empeño de los Lajenses ha sido imperecedero, este pueblo sigue creciendo y pronto verán la necesidad de luchar por su parroquialización. Producida la autonomía política administrativa de Arenillas, en el año 1955, se prende el deseo de los Lajenses de lograr la satisfacción de sus más apremiantes necesidades, la distancia de los centros urbanos con la falta de agilidad en la prestación de servicios, agudiza y reforzar una idea que crece y se agiganta en la mente de sus pobladores.

La vehemencia de ciudadanos como, Javier Zapata Sarango, José Adolfo Nieves, Roberto García Escobar, Pedro Sarango, Luis Fernández Carlos Montalvan, Oswaldo Vinces, Carlos Tapia, Rigoberto Espinosa, Balmore Bustamante, Carlos Valencia, Luis García, Leonzo Valarezo entre otros, logran que la solicitud planteada al Concejo de Arenillas sea atendida. El 27 de julio de 1956 el Concejo de Arenillas, presidido por Don Raúl Frías Aguirre, aboca conocimiento de la solicitud presentada por los moradores de Las Lajas, considerándola justa, emite informe favorable, autoriza se proceda a redactar el proyecto de Ordenanza Municipal, el mismo que es aprobado por unanimidad, pasando a segunda discusión, y es así como el 24 de agosto del mismo año se da la segunda discusión al proyecto, siendo aprobado por el I. Consejo Municipal de Arenillas y enviado al Ministerio de Gobierno para su trámite correspondiente y el 4 de Octubre de 1956, se escribe una fecha gloriosa en las páginas de la Historia de nuestro pueblo, Las Lajas, cuyo nombre se debe a la quebrada que atraviesa esta jurisdicción, es elevada a la categoría de Parroquia.

CREACION DE LA PARROQUIA LAS LAJAS
El 4 de Octubre de 1956
Con su cabecera parroquial La Victoria, por estar constituida por el poblado más numeroso, con los sitios de Fogones, Puente Tamayo, (En la actualidad se lo conoce como Sitio Puyango), Libertad, Cañas, Platanillo, Toro, Batán, Minas Nuevas (En la actualidad Sitio San Francisco), Chinchanga (Hoy Parroquia El Paraiso),Pan de Azúcar (hoy Sitio San Vicente) Oso o Ingenio (Hoy parroquia San Isidro) y Tigre.

La Victoria de El Oro, como se la llamaba, un pueblito a orillas de la quebrada Las Lajas, del cual sustraían sus agua para el consumo humano, una plaza en donde se izaba la bandera en los días festivos, alrededor de la misma está ubicada la iglesia y al frente la primera escuelita, al crecer la población hubo la necesidad de construir una escuela completa, la generosidad de los habitantes hicieron posible, el señor Antonio Duarte donó un terreno para esta obra la cual está ubicada en la parte alta de una colina, y con la ayuda de los moradores construyeron la escuela, la iglesia católica.

Sus viviendas eran construcciones de adobe, madera, y techo de hoja de palma real o teja, y la mayoría de paredes de bareque (realizadas con varas tupidas y una mezcla de tierra con agua pisoteada con los pies y esta se la iba colocando para tapar los huecos que dejaban las varas unas entre otras), para realizar una construcción de una vivienda, ya sea trabajar limpiando los caminos, terraplenes, se acostumbraba a realizar las mingas con todos los habitantes. Producida la erección política de Las Lajas, se pensó en la nominación de las primeras autoridades, que tendrían la delicada tarea de organizar la naciente Parroquia. El primer Teniente Político fue el Señor José María Salazar Erazo (Sargento Retirado) siendo su suplente el Señor Carlos Medina. La primera Junta Parroquial estuvo presidida por el Señor Javier Zapata, el primer Jefe de Registro Civil de la Parroquia Las Lajas fue el Señor Emiliano Gualán y la Administración de correos estuvo a cargo de la Señora Elvia Matamoros Molina.


ORDENANZA DE CREACION DE LA PARROQUIA LAS LAJAS DEL CANTON ARENILLAS
El Presidente de la República, Vista la solicitud del I. Concejo municipal del Cantón Arenillas, para que se apruebe la Ordenanza que eleva a la Categoría de parroquia Rural el sitio “Las Lajas” con el mismo nombre; Que el H. Consejo Provincial de El oro ha emitido informe favorable, en sesión del 1º. Del mes en curso; y, Que en el vigente Presupuesto del estado se ha consultado partidas para atender el pago de sueldos de Autoridades de Parroquias de nueva creación.

ACUERDA Aprobar en armonía con el Art. 21 de la Ley de División Territorial y la letra Q, numeral 7) del Artículo 40 de la Ley de Régimen Municipal, la siguiente Ordenanza: El I. Concejo Municipal de Arenillas,

CONSIDERANDO
Que es deber de las Municipalidades propender al robustecimiento de la unidad cantonal y al desarrollo y progreso de los pueblos;
Que es la parte más austral de este cantón, a lo largo del camino que conduce a la Provincia de Loja, y cercano a la frontera con el Perú, mora el importante e histórico sitio “Las Lajas” en el que se agrupan muchos anejos formados gracias al esfuerzo superador y a la abnegación patriótica de sus habitantes.

Que la acción municipal en el Cantón fronterizo, debe manifestarse también en un alto sentido patriótico, de eminente ecuatorianidad, para que la ciudadanía reafirme su civismo y su amor a la Patria, estimulando así para el apego a la tierra y al trabajo creador, que permitan el arraigo efectivo y afectivo, para la mejor defensa de la integridad territorial; Que el Sitio “Las Lajas” y todos sus anejos tiene capacidad poblacional y económica potencial, así como personal representativo, comprobado por el conocimiento real que han hecho los personeros de la Municipalidad en su visita a estos sitios, y por las intervenciones de sus habitantes, reclamando su elevación a la categoría de parroquia; y, que siendo favorables los aspectos legales, no existen inconvenientes para construís la nueva Parroquia, de conformidad con la facultad que le concede el Art. 40 numeral 7, letra c), de la Ley de Régimen Municipal:

ACUERDA

Elevar a la categoría de Parroquia Rural al sitio “Las Lajas”, en unidad geográfica y política con los siguientes anejos : La Victoria, que será la cabecera parroquial, por estar constituida por el poblado más numeroso, Fogones, Puente Tamayo, Libertad, Cañas, Platanillos, Toro, Batan, minas Nuevas, Chinchanga, Pan de Azúcar, Oso o Ingeniero y Tigre. La nueva parroquia se continuará llamando con su tradicional e histórico nombre “Las Lajas”. Los límites de la parroquia serán los siguientes: Por el Este, Oeste y Sur, los mismos que le sirven al Cantón Arenillas; y en la parte norte con los sitios Bunque, Palmales, Progreso, y Quebrada Seca, en una línea intermedia, cuyos puntos referenciales se señalan así: partiendo del punto Techo del Lobos a orillas del rio Zarumilla, en línea recta hasta el primer vado del Guarumo: de aquí sigue por Loma Verde hasta las Junta o la Unión de las quebradas Cañas y Noque, que nacen en las colinas del Pan de Azúcar y Naranjos, sigue hasta el divortiun acuarun con Taguín: sigue hasta la altura de Cerros de Oro, sigue por la cordillera llamada Aldea en línea recta hasta el rio Puyango, delimitando de la parroquia Marcabelí; sigue aguas abajo del Rio Puyango, que sirve de límite con el cantón del mismo nombre, hasta la desembocadura de la quebrada Ingachara, aguas arriba de esta quebrada, transmonta la cordillera larga; coge la quebrada Lajilla aguas abajo, continua el rio Zarumilla hasta el punto inicial Techo de Lobos.

Toda la extensión territorial de la nueva Parroquia queda desmembrada de la parroquia Chacras de este mismo cantón.

Esta ordenanza entra en vigencia desde la fecha de su promulgación.

Dado en la sala de Sesiones de la I. Municipalidad de Arenillas, a los veinte y cuatro días del mes de agosto de mil novecientos cincuenta y seis.

El Presidente del Concejo, (f) Raúl Frías Aguirre.- El secretario del Concejo (f) Néstor Moncada Sánchez Secretario del concejo cantonal.

Comuníquese.- Palacio nacional, en Quito, a cuatro de Octubre de mil novecientos cincuenta y seis.

Por el Presidente Constitucional de la República.- (f) Adolfo Gomes y Santisteban, Ministro de Municipalidades.

Es copia.- El Subsecretario de Municipalidades (O Carlos Adolfo Simmonds Dueñas.


El tiempo transcurre, la nueva Parroquia Las Lajas, con su Cabecera Parroquial La Victoria, sigue creciendo paulatinamente y con ello nacen nuevas aspiraciones, nuevos ideales, requiriendo de mayor atención por parte de los poderes centrales y sociales, ya que, Las Lajas constitúyase como la Parroquia más grande de la Provincia de El Oro, formada por treinta y un (31) comunidades que generan riqueza, la misma que no ha podido ser utilizada racionalmente por la falta de infraestructura básica, generada por la falsa concepción geopolítica de que en la frontera no podía realizarse edificaciones permanentes, ya que, la continua amenaza del enemigo del sur no lo permitía.

La primera fiesta de aniversario de la parroquia seguía programadas bajo la luz de velas y chamuscados candiles e inspirados en la misma música de guitarras. Pero la decisión de los habitantes de la frontera, por constituirse en centinelas permanentes de la heredad territorial, ha permitido que la parroquia fronteriza de Las Lajas, se constituya en una de las más progresistas de la Provincia de El Oro, sin embargo, las necesidades son apremiantes, una de ellas es la falta de una vía carrozable que permita la movilización a abundante producción de este pueblo, hasta los centros urbanos, es por ello que una vez más se unen los Lajenses, para que conjuntamente con las Municipalidades de Arenillas y el Cantón Puyango empezar a trabajar con este fin y en el año 1961 se inician los trabajos en una primera etapa, desde Tahuín hasta La Victoria, y son culminados posteriormente estando en la Administración Municipal de Arenillas Don Luis Felipe Sánchez, y la Comunidad de Las Lajas, representada por don Augusto Ramírez, Víctor Carrión, Luis Fernández y Carlos Medina. En el año 1963 sale don Aristóbal Preciado en su carro desde Arenillas a Alamor pasando por el centro de La Victoria, en medio de la algarabía general de una estruendosa fiesta, El sur ecuatoriano abría su paso a la costa al gran mar. Este camino por donde llegarían rápidos las comunicaciones, pero también los advenedizos abigeo, los mercaderes sin identidad y por donde saldrá la gente a prepararse en busca de espacios y oportunidades.

Como estos son muchos los logros alcanzados por los Lajenses, cuyo empuje y decisión los lleva a aspirar un nuevo ideal, la Cantonización de Las Lajas, ya que, consideran que no es justo que un pueblo que cuenta con importantes recursos agrícolas, ganaderos, mineros, forestales e hidráulicos, un pueblo que posee una de las mayores atracciones históricas, como es el Bosque Petrificado de Puyango, se encuentre marginado del resto del país y desatendido en sus necesidades prioritarias.

La mayor producción de la parroquia Las Lajas, es la cría de ganado vacuno, constituyéndose en la zona de mayor producción ganadera lo cual le permitía abastecer los mercados provinciales.

Se puede establecer que las unidades de producción agrícola (UPA) la constituyó el café para la exportación, con una producción anual de 40.000 quintales, aprovechando la morfología del terreno y la calidad del clima, hace que la bondad del producto sea calificado como uno de los mejores, en lo que tiene que ver al cultivo de productos ciclo corto para el consumo del mercado local, tenemos el maíz, maní, banano, fréjol, naranja, etc. La mayor parte de los propietarios de las tierras utilizan la fuerza de trabajo manual asalariado, con la cual realizan sus faenas. El 4 de Octubre, Fiesta de aniversario de la Parroquia Las Lajas y Domingo de Ramos.


 


Av. Municipalidad e 4 de Octubre y Sucre

Telefono:593-2953-055

alcaldia@laslajas.gob.ec

Las Lajas - El Oro

www.laslajas.gob.ec
Instagram
facebook
twitter
Todos los © derechos reservados GAD municipalidad Las Lajas
© 2019-2023